Por ahora solo buenas palabras

 

Reunión de negociación de convenio del 4 Febrero de 2016

 

La reunión de hoy comenzó con una breve declaración de intenciones de Ana Monferrer por parte de la dirección de la empresa. Nos dijo que ellos tienen la firme voluntad de encontrar acuerdos” para solucionar de una vez por todas el tema del convenio. Después de decir esto, que le llevó dos o tres minutos, nos miró y nos dijo que quería escuchar a los representantes de los trabajadores.

 Acto seguido tomó la palabra Arias (Ugt) para hacer una intervención que a los demás nos dio vergüenza ajena por lo patética y rastrera. Le pidió por favor a la dirección que pusiera algo para llevar a referéndum”, sin ni siquiera explicar a qué puntos se refería.  Esta petición, lamentable a estas alturas, la hizo con un  gimoteo y un tono de sumisión que solamente le faltó arrodillarse y ponerse a llorar. Este personaje se está superando a sí mismo y quizás algún día podamos saber cuántos favores le debe a la dirección para tener que actuar de una manera tan humillante.

Mercader, por parte de CGT, pone las cosas claras e informa que ayer los trabajadores secundamos   mayoritariamente un paro y acudimos a una asamblea donde decidimos paros parciales para la semana del 15 al 19 de febrero. También explica, a quien quiera escuchar, que la plantilla está cansada de la falta de respuestas después de 14 meses de una negociación estéril y a partir de ahora los trabajadores nos haremos escuchar con la presión de las movilizaciones.

La dirección y el Ayuntamiento, o se ponen las pilas, o van a saber la fuerza que tenemos los trabajadores unidos y en la calle, como bien lo han sabido en su momento los Alcaldes Trias, Hereu y Clos. Si realmente quieren negociar, comencemos hablando de cómo recuperamos el 2015, hablemos de solucionar las contrataciones precarias, de que aquí no se despide a nadie y menos si está enfermo aunque la ley lo permita, de la recuperación económica, de los precios de los servicios partidos y puntos de relevo, de los privilegios de los fuera de convenio, de los descansos de material móvil etc... 

El mediador de Treball, Raúl Ballestín,  pide un receso para reunirse con nosotros a solas sin la dirección y en esa reunión nos pregunta si estamos dispuestos a llegar a acuerdos, a lo que le contestamos claramente que si el acuerdo es positivo para la plantilla puede contar con CGT pero no aceptaremos un mal convenio. Volvemos a la reunión y el mismo mediador dice que hará las gestiones necesarias para llegar a  acuerdos y nos citará la semana que viene.

Así terminó la reunión de hoy y nos fuimos con la sensación de que  la dirección y el Ayuntamiento han tomado buena nota del ánimo que impera en la plantilla de Autobuses y saben que si no mueven ficha, en la semana del 15 al 19 de febrero volveremos a demostrarles que cuando nos unimos tras un objetivo, nada ni nadie nos va a poder hacer desistir de pelear hasta el final por aquello que queremos.