PROHIBIDO CIRCULAR POR LAS

RONDAS.

 

El 14 de diciembre de 2017, la Guardia Urbana de Barcelona denuncio a un compañero por  No obedecer una señal de RESTRICCIÓN DE PASO. El compañero circulaba con un articulado por la B-20 (Ronda de Dalt)  obedeciendo una orden de servicio del CRT,

estando señalizado en las entradas de las rondas, que no pueden circular vehículos de más de 12 metros. En cochera le dijeron que la empresa se haría cargo de la denuncia, pero para CGT esto no es suficiente.

 Siempre se ha comentado que la Dirección tiene un acuerdo con el ayuntamiento y la guardia urbana que nos autoriza a circular por las rondas pero ¿es cierto que existe este acuerdo? En CGT nos pusimos a buscar ese supuesto acuerdo y nos encontramos con una gran sorpresa. Sí que hay una autorización para por la B-10 y la B-20 (Rondas) a autobuses urbanos de más de 12 metros pero  de las 23:00 horas a las 05:00 horas y que además sólo es vigente hasta el 31 de diciembre de 2017. De momento para este año 2018 no hay ninguna autorización para circular.

Esto significa varias cosas. Que la guardia urbana denuncio al compañero con razón ya que el hecho ocurrió  a las 10:52 horas, que muchas de las entradas y salidas de las líneas que van con articulados están mal indicadas en los cartones horarios, que la dirección miente cuando dice que estamos autorizados a circular por las rondas si vamos de vacío y lo más grave de todo. Se atreven a dar órdenes de servicio que saben perfectamente que incumple el código de circulación.

En estos últimos años; con una mayoría sindical que sólo se preocupa de afiliar a las nuevas contrataciones, prometiéndoles que con ellos conseguirán un contrato indefinido, y que ni siquiera convocan ningún Comité de empresa dejando, con ese pasotismo, a los/as trabajadoras/es sin órgano de representación, lo que aprovecha la Dirección para hacer lo que le dé la gana e incluso a ordenar que trabajemos mal.

La dirección de TB no nos ha mostrado ningún acuerdo para circular con articulados por las rondas durante el 2018. Ante esta falta de responsabilidad, CGT, como sindicato, hemos hecho lo que debería haber hecho el Comité de empresa, interponer denuncia ante la Inspección de Trabajo, por estas órdenes de servicio que van en contra de la seguridad vial. Podéis consultar todos los documentos (denuncia Guardia Urbana, autorización del 2017 y denuncia de CGT) haciendo Clic Aquí. Como conductores/as también tenemos mucho que hacer. Debemos tomar conciencia de nuestra responsabilidad y desobedecer las órdenes de servicio que van en contra de nuestra seguridad  o la de terceros y esto pasa por respetar las señales de tráfico.

A día de hoy seguimos sin acuerdo de la empresa sobre este tema.